Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

Smartwatch (reloj inteligente)

El verdadero primer smartwatch

No fue el Seiko Ruputer lanzado en 1998, sino, el verdadero primer smartwatch se inventó hace más de 20 años (desarrollado desde 1990), el Data Link fue el primer reloj inteligente, desarrollado por Timex y Microsoft como un proyecto para la NASA, se lanzó al mercado en 1994, pero no tuvo el éxito comercial.

«Hoy hay todo un boom por los relojes inteligentes… pero nosotros desde 1990 desarrollamos el Data Link para misiones espaciales”

Alejandro Castillo, director general de Timex Group México

Básicamente lo que hacía era capturar, almacenar y transmitir una gran cantidad de datos, para después, con un software especial, toda esta información se guardaba en la computadora.

El reloj se desarrolló por que ya existía la necesidad de llevar datos de manera móvil, sin embargo, la parte de las laptops no era tan amigable en aquellos días. Debía existir un dispositivo que fuera más portátil.

«El Data Link  guardaba la bitácora de los astronautas y era un gadget ideal, pues en el espacio la movilidad presenta ciertos retos. Ayudaba a los usuarios a llevar un registro de la alimentación, hidratación, les recordaba la hora en que debían dormir y tenía la capacidad para guardar hasta 150 números telefónicos, entre otras cosas”

Señala Castillo.

El dispositivo de Timex recibió la certificación de la NASA como uno de los cuatro relojes de uso para misiones espaciales, convirtiéndose en el compañero ideal de astronautas y cosmonautas en 1996 y 1998 para las misiones de las naves STS-72 Endeavour y STS-96 Discovery.

Los astronautas Daniel T. Barry y James H. Newman, así como los cosmonautas Yuri P. Gidzenko, Mikhail Tyurin y Sergei K. Krikalev hicieron uso de modelos diferentes del Data Link (Mod. 69931, 70502, 70518, 69721 y 69737) para emprender sus misiones.

Muy adelantado a su tiempo

Fue un producto exitoso, en el sentido de que fue probado en la Tierra y en el espacio. No todo el mundo puede decir que su smartwatch funciona fuera de nuestro planeta.

Los astronautas estaban muy contentos porque el gadget era de fácil manejo. Más que un accesorio de moda era un dispositivo útil.

Muy al estilo de los relojes deportivos, el Data Link tenía seis botones a los lados. Pero lo mejor era que tenía una batería que garantizaba su funcionamiento por hasta tres años (no como Apple Watch que, con un poco de suerte, dura un día).

Sin embargo, no fue un reloj con éxito comercial, pues no se distribuyó de manera adecuada. La empresa tomó la decisión de dejarlo de producir porque la gente no sentía que fuera un reloj que necesitaran.

La comunicación fue inadecuada. El gadget se vendió como algo que sólo los muy profesionales debían tener.

Al quedar fuera del mercado salieron otros dispositivos que no eran relojes, pero hacían las mismas funciones (por ejemplo, agendas electrónicas).

Actualmente, los cinco modelos se pueden encontrar en el Museo Nacional de Historia Americana en Washington D.C. En páginas como Ebay algunos Data Link se venden entre los 900 y 1,400 pesos mexicanos.

Ahora, el pariente más cercano de este reloj es el Metropolitan, un modelo que recién se lanzó en el 2016.

Según Timex, esta pieza es el primer smartwatch análogo y está adaptado los usuarios de hoy: mide distancia recorrida, cuenta pasos y analiza la calidad del sueño.

Se sincroniza con el celular y es compatible con los sistemas operativos iOS y Android.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: